Bienvenido al otro lado

La hierba aquí es mucho más verde, ya lo verás…

hierba

Yo he intentado prácticamente todos los cambios de la página anterior.

  • Ponerme en forma: Decenas de veces.
  • Comer mejor: Cientos de veces.
  • Ahorrar más: Miles de veces.

Y así, un largo etcétera.

Siempre empezaba motivado y esforzándome muchísimo, pero terminaba abandonando.

Y con cada tropiezo estaba más convencido:

-«Soy muy perezoso, no soy deportista, la comida sana no es para mi, no merece la pena ahorrar…»

¿Te resultan familiares ese tipo de pensamientos?

Cuando no conseguimos lo que nos proponemos, siempre nos echamos la culpa a nosotros mismos.

Y cada vez dudas más de ti:

-«Igual no valgo para esto. Tal vez no soy lo suficientemente bueno….»

Nada más lejos de la realidad.

¿Y si resultase que nada de esto es, en realidad, culpa tuya?

¿Que me dirías si te dijera que el motivo por el que no consigues tus objetivos no tiene nada que ver contigo, y encima, lo puedes arreglar?

¿Quieres saber más?

Malditos Hábitos © 2019 | Creado con ❤️ para contarte cómo hackear tu voluntad 💪🏼 | Legal

¡Ya casi estás!

Introduce tu mejor email para poder acceder a los materiales

🔐 Tu privacidad me importa. Nunca te enviaré spam o venderé tus datos.